He aquí que la mano de Jehovah no se ha acortado para salvar, ni su oído se ha ensordecido para oír.  -Isaías

image

:59:1